1000 maneras de vestir: Poncho tartán “made in Spain”

La manta y paños de Grazalema fueron muy conocidos entre los siglos XVII y XIX, siendo uno de los principales centros manufactureros de productos de lana en España desde donde también se exportaban a Europa y América del Sur. Usando lanas de la comarca como materia prima y dado que Grazalema es uno de los sitios más lluviosos de España se aprovecha ese agua para lavar las lanas. Por otro lado, al llover tanto, los pastos que servían de alimento para el ganado ovino se extendían más en la época estival lo que repercutía en la calidad de las lanas.

Poncho-tartán

1000 maneras de vestir: Poncho tartán “made in Spain”.

Blasco Ibáñez, Pérez Clotet y los hermanos José y Jesús de las Cuevas hicieron múltiples referencias a las mantas y capas de Grazalema, y Romero de Torres cuenta cómo antes del incendio que destruyó el archivo municipal, éste había contenido el Real Decreto por medio del cual Felipe V de España había otorgado privilegios a los que fabricaban textiles y productos de lana. “Por ello se puede apreciar,” escribía el autor, “la grandísima importancia que tuvo este pueblo desde tiempos antiguos como centro eminentemente fabril hasta hace algunos años en que, por desgracia, ha decaído de tal modo esta industria que apenas quedan dos ó tres fábricas que sigan tejiendo los renombrados paños y mantas de Grazalema”.

Se dice que entre Grazalema y Benamahoma vivían unas 9.000 personas dedicadas a lo que hoy se llamaría industrias auxiliares: tintado, abatanado, hilatura, perchado, tundido… La gente tenía telares en sus casas donde toda la familia tejía, después los llevaban a las fábricas para acabarlos. A veces incluso pagaban sus deudas con las mantas que ellos mismos habían elaborado.

Actualmente Artesanía Textil de Grazalema, es la heredera de una larga tradición, y es la empresa textil artesanal más antigua de España siendo la única que sigue activa en la región. Antes de la Revolución Industrial trabajaban hasta 4.000 personas en la industria textil del pueblo en las diferentes empresas y gremios especializados en procesos específicos de producción, tales como el lavado y tinte de la lana, o como tejedores, abatanadores, etc., En aquellos tiempos Grazalema era un centro manufacturero importante, conocido más allá de la región por la alta calidad de sus productos.
Debido a sus mantas y ponchos, y más tarde las telas de lana, Grazalema gozó de un gran esplendor y mayor riqueza que cualquier otro pueblo de la comarca, y ello a pesar de ser un pueblo aislado de montaña cuya única vía de comunicación con el exterior era a través de los caminos de herradura. Esta realidad se refleja en el primer censo catastral realizado por el Marqués de la Ensenada en 1759.

La fábrica actual sigue manteniendo las prácticas artesanales que hicieron famosas las mantas de Grazalema. Además, tiene la ventaja adicional de que los tres telares, maquinaria auxiliar y demás herramientas son reproducciones de los originales.
Las etapas del proceso de fabricación son las mismas de antaño y constituyen una auténtica tradición artesanal.

Si visitas Grazalema no dejes de visitar su Museo textil de Mantas de Grazalema.

fuentes: wikipedia, mantasdegrazalema.com

1000 maneras de vestir: Poncho tartán “made in Spain”
Valoración

Etiquetas:

SmartShoppers